Durante el siglo XXI el hombre ha buscado dar fin a una de las mayores problemáticas que nacieron al formar y conformar parte de la sociedad, la discriminación entre seres humanos. Sí, es verdad que se ha tratado de homogenizar la idea de aceptación entre las disipaciones que existen de persona a persona, ya sean físicas, o psicológicas, creando conciencia y brindando información acerca de estas, buscando aminorar los reproches, burlas, agresiones, que se le adjuntan a la ignorancia del prójimo, ante lo ajeno.

Cortesía de: upload.wikimedia.org

El síndrome de Tourette pertenece al grupo de patologías que por no ser comunes y por ser perceptibles ante aquellos que no la padecen, suelen ser objeto de crítica y lo que ya mencionábamos, discriminación.

Pero, ¿Qué es el síndrome de Tourette? El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico que provoca que el afectado realice tics (movimientos) corporales, sensitivos y  fónicos, involuntarios, que se repiten de manera aleatoria e intermitente , incrementan bajo situaciones de estrés ,y  pueden ser variadas pero sucederle a la misma persona.

Cortesía de: www.lavidacotidiana.es

Su origen no está completamente definido , pero se asocia con algunas afectaciones en regiones cerebrales , que proveen en la comunicación interneuronal , pero hay que aclarar que esta afectación no interviene con la inteligencia de los que padecen el síndrome, al contrario llegan a tener una inteligencia un tanto elevada al promedio, un ejemplo claro, seria Mozart quien por referencias a su comportamiento, y aptitudes descritas en algunas biografías, presentaba los tics característicos de este síndrome y aun así se logró hacer destacar por su inverosímil talento nato, otros personajes un tanto más contemporáneos y representantes de este síndrome serian el famoso actor Zac Efron, el escritor Samuel Johnson y el jugador de la NBA, Mahmoud Abdul-Rauf.

El síndrome de Tourette es una enfermedad hereditaria, y una persona con el síndrome tiene del 10%- 50 % de probabilidades de transmitirlo a su hijo(s). El afectado también puede presentar algunas conductas asociadas a otros síntomas;  Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) o también con el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) , esto complica más su detección ya que puede llegar a confundirse con alguno de los ya mencionados; suele manifestarse durante los primeros 20 años de vida, es decir durante l

Cortesía de: www.onsalus.com

a niñez y adolescencia , y deben presentarse con una frecuencia de un año para poder ser diagnosticados, además al paso del tiempo pueden llegar a cambiar la forma en que se manifiestan , e incluso hay periodos de tiempo en los que logran desaparecer, aunque comúnmente regresan. Resulta tres o cuatro veces más probable que el síndrome ataque a un hombre que a una mujer, y solo una de cada mil personas lo padece en América.

No existe como tal una cura al síndrome, sin embargo hay tratamientos para poder aminorar y tratar de controlar los ataques; se suelen recetar fármacos neurolépticos, además de terapia psicológica para tratar problemas acarreados con la enfermedad como el estrés, depresión o ansiedad, problemas de aprendizaje , y las consecuencias sociales.

En México para el diagnóstico y tratamiento del síndrome existe un departamento de trastornos de movimientos anormales y otro de neuropsiquiatría en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suarez” en la ciudad de México, la cual pertenece al sector salud.

Por otra parte, existen fundaciones no gubernamentales que promueven el apoyo y concientización ante este síndrome, además de realizar eventos para poder recaudar fondos.

Dejo algunos videos sobre casos reales de personas con este padecimiento.

Es preciso retribuir tanto lo bueno como lo malo: mas ¿por qué hacerlo precisamente con la persona que nos ha hecho bien o mal?

No hay comentarios

Dejar respuesta