Blaise Pascal fue el tercer hijo de la familia Pascal Begon, nacido en Francia el 19 de Junio de 1623, a pesar de tener una vida corta estuvo llena de aportaciones, logros y éxitos que al día de hoy hace que todos reconozcamos este nombre.

La niñez de Blaise se vio envuelta en tragedias, en 1625 sufrió una misteriosa enfermedad relacionada con trastornos intestinales, atrofias y fobias que gracias a una curandera pudo superar. A pesar de que su madre falleció en 1626 desde temprana edad se notaba su increíble capacidad intelectual, se consideraba como un niño prodigio, a tal punto que se llegó a creer que sería un sabio antes de haber aprendido a ser hombre.

Es bien sabido que todo buen invento debe satisfacer una necesidad, es por esto que con 20 años Blaise al querer ayudar a su padre con el trabajo de calcular impuestos, invento la primera “máquina aritmética” considerada como la primera calculadora. Esta es la primera aportación de muchas que nos ha heredado Pascal, entre otras se pueden mencionar las siguientes:

  • TRIÁNGULO DE PASCAL, antes conocido como triángulo aritmético, su tratamiento en términos de geometría al azar convirtió a Pascal en uno de los fundadores del cálculo matemático de probabilidades.
  • ESTUDIO DEL CICLOIDE, con esto fomentó el desarrollo del cálculo diferencial e integral definida.
  • EXISTENCIA DEL VACÍO, en un inicio Blaise intentaba darle importancia al método científico y no sólo a las leyes de la lógica. El experimento consistía en introducir un tubo de ensayo con mercurio, abierto de un lado, en un recipiente que contenía el mismo metal, al darle vuelta se produjo un espacio aparentemente vacío, que mantuviera el mercurio en suspenso. Todos los experimentos demostraron lo mismo, el vacío es el resultado del peso y la presión del aire.
  • EQUILIBRIO HIDROSTÁTICO, gracias al experimento antes mencionado, Pascal formuló esta teoría: la presión que produce un líquido contenido en un recipiente cerrado se transmite en todas direcciones, demostrando que el aire responde a las mismas leyes que los líquidos.

Pascal fue un filósofo, matemático y físico, toda una gran potencia intelectual que escribió por muchos años acerca de Dios. Aunque rechazaba la posibilidad de establecer pruebas racionales de la existencia de Dios, si debatía su existencia con los mayores pensadores del mundo, hasta que se dio cuenta que no era suficiente, era necesario conocer personalmente a Dios.

Estuvo fuertemente influenciado por la religión, incluso algunos de sus escritos religiosos eran en defensa de los Jansenistas que se oponían a los Jesuitas. De acuerdo con Pascal la raza humana es noble porque somos creados a la imagen de Dios y miserables porque estamos separados de Él.

A lado del sabio y del inventor, Pascal no dejaba de ser un enfermo, en 1647 se agravo la parálisis de las piernas, jaquecas y dolores de estómago, buscando su curación se trasladó a Paris. No obstante seguía con sus trabajos, publicaciones, perfeccionando sus inventos. Hasta que en 1659 sufre una nueva enfermedad tan grave que lo obliga a quedar postrado en cama, interrumpiendo así todas sus actividades. Un año después se encontraba llevando una vida muy austera y enfocada en socorrer a los pobres, su intención no era lucrarse, sino que reunía fondos para donarlos y ayudar.

Los últimos años de su vida los dedicó a los pobres y a recorrer iglesias de Paris, escuchando todos los servicios religiosos que podía. Hasta que en 1662 su enfermedad se agravó más, el cáncer de estómago había crecido tanto que ya había alcanzado el cerebro, muriendo en Paris el 19 de agosto, con 39 años de edad.

Pascal creía que si tenemos una conducta virtuosa podemos ganar la vida eterna en caso de que Dios exista, de lo contrario nada se pierde en realidad. Sólo se llega a la fe a través del corazón y el sentimiento, fue gracias a este pensamiento que mencionó su frase más conocida: “El corazón tiene razones que la razón desconoce”.

No hay comentarios

Dejar respuesta