Se parece al nombre que le pondrías a un grupo de heavy metal, pero en realidad es el apodo de Josef Mengele; médico nazi obsesionado con experimentos humanos. Esta historia comienza con un joven estudiante de Biología Hereditaria y de Higiene Racial De La Universidad de Fráncfort, cuya investigación genética se vio interrumpida en 1938, ya que al ser un seguidor de Hitler, le brindó servicio militar.

Dos años después fue colocado como médico de campaña, pero fue herido en una batalla en 1942, consiguiendo varias medallas por la valentía mostrada y fue así como se convirtió en leyenda en el Schutzstaffel (compañías de defensa, SS en adelante).

Cortesía de: okdiario.com

Después Josef llega como médico líder a Auschwitz, era un campo de concentración nazi donde se desarrolló el holocausto judío. Una vez ahí, se separaban a los judíos por grupos: para ejecución (ya que no eran de utilidad para los nazis, los encerraban en cámaras sin ventilación para matarlos con un gas venenoso), para trabajos forzados y selección de gemelos judíos.

Cortesía de: veracidadchannel.com

Este tercer grupo serviría de muestra para los más retorcidos, perversos y crueles experimentos que se le ocurrieran a Mengele. Los gemelos judíos eran sus consentidos, ordenó que les alimenten bien y podían conservar su ropa original, así como su cabello. A continuación leerás ejemplos de dichos experimentos, pero es indispensable saber que todo esto lo realizó sin aplicar anestesia:

  • Una vez en el recinto experimental, permanecían de 6 a 8 horas en observación; los médicos tomaban medidas corporales, los fotografiaban y al final comparaban los resultados entre los gemelos. Posteriormente se realizaba el análisis clínico, donde a uno de los gemelos le inyectaban la bacteria de tifoidea o tuberculosis, para transferir la sangre infectada al otro gemelo. Esto producía encefalitis y fiebre que duraba varios días.
  • Mengele intentó fabricar ojos azules inyectando químicos en los globos oculares de los pacientes, causando desde infecciones hasta ceguera. En ocasiones extraía los ojos de sus víctimas cuando aún estaban conscientes, para colocarlos en su pared como un “muestrario” de la variedad de ojos.
  • También intentó modificar el color del cabello mediante inyecciones subcutáneas.
  • Castraciones y experimentos en la médula espinal que dejaba paralizado al intervenido.
  • Experimentó la cruza entre especies (mujeres y perros)
  • Intentó crear siameses, mediante la unión de venas de gemelos, pero solo produjo infecciones.
  • Cuando dejó de lado la experimentación con los gemelos, se interesó en pacientes con acondroplasia (personas con enanismo), probó la esterilización masiva, exposición a altas dosis de rayos X, pruebas de hipotermia y de presión atmosférica extrema (con esta última experimentación, las víctimas llegaban a sacarse los ojos o arrancarse trozos de su piel).

Tras la derrota de Alemania en 1945, este sádico personaje consiguió huir a Sudamérica, usando una identidad falsa; primero llegó a Argentina, luego fue descubierto en Paraguay y luego en Chile. Pero murió ahogado (tomando un baño) en 1979 en Candido Godoi, Brasil. Que curiosamente es el pueblo con mayor cantidad de gemelos del mundo (era predecible que huiría ahí).

Cortesía de: all-that-is-interesting.com

Este es el tipo de historia que nos hace reflexionar hasta qué punto se puede llegar en pro al avance científico. No saques de tu mente que antes de ser profesionista (no importa en que área) se es primero humano.

No hay comentarios

Dejar respuesta