La historia mexicana es realmente extensa e interesante, llena de culturas y llena de acontecimientos de relevancia, pero, hoy en día, no son más que un recuerdo aunque estos recuerdos se mantienen bien preservados gracias al cuidado que se le ha dado a las estructuras y los artilugios antiguos que albergan la historia de nuestro país con aun mas vida cada vez. Es importante conocer de nuestra historia, conocer sobre las diferentes culturas y todo lo que lograron para dejar su marca en México, como por ejemplo “El Templo Mayor”, un templo construido durante la etapa de la cultura mexica en México, templo que tenía un significado más importante para los mexicas de lo que realmente nosotros podríamos imaginar ya que se le conocía como el mayor centro religioso de la cultura mexica.

Cortesía de: http://www.turiguide.com/distracciones/museos-y-exposiciones/141-museo-del-templor-mayor.html

El templo mayor, para el día de hoy, es una estructura de la que solo se preservan nada más que ruinas de lo que alguna vez fue un templo religioso muy importantes para la gente que habitaba en la gran ciudadela de Tenochtitlan, pero su historia permanece, especialmente la historia de su construcción que, por lo que dicen los historiadores, fue un hallazgo impresionante.

En sus inicios, el templo mexica era un pueblo pobre con escases de recursos pero con los suficientes para crear un humilde templo construido con adobe y con dos adoratorios en la cima de este para los dioses Huitzilopochtli y Tláloc, adoratorios que estaban atendidos por un sacerdote cada uno.

Cortesía de: http://www.mexicocity.gob.mx/blog_e/?tag=templo-mayor

El tiempo fue pasando y gracias a las varias conquistas de los mexicas a lo largo de la región, obtuvieron los recursos y el capital suficiente como para ampliar y mejorar a su más importante construcción, el templo mayor, añadiendo aún más centros de adoración para los dioses más importantes y agrandando en sobre manera el templo construyendo una pirámide para representarlo, aunque lo impresionante de este hallazgo no es la construcción en sí, si no que este proceso era algo que sucedió al menos siete veces a lo largo de la historia de los mexicas, y para que esto funcionase, la construcción anterior del templo, se mantenía en el interior de la construcción más actual, siempre poniendo una nueva capa encima de la anterior, un sistema de construcción curioso pero, sin duda, impresionante.

Gracias a la arqueología y a varias excavaciones en la zona de la construcción del templo, se ha podido rescatar un plano de cuáles eran las construcciones más importantes de la zona, aunque, para el día de hoy, se desconoce el verdadero simbolismo de dicho templo y por qué fue un templo dedicado para dos dioses en particular, Huitzilopochtli y Tláloc, pero parece ser que, como mucha de la historia del mundo, no será más que un misterio que, si me lo preguntan a mí, quisiera que nunca se descubriera, algunas veces la historia debe de quedarse solo en el momento que sucedió.

Cortesía de: http://cuatepec-templomayor.blogspot.mx/

1 Comentario

  1. Hola me fascinó tu investigación tendrás más cosas que compartir como las veo muchas gracias ir tu trabajo quiero seguir viendo tus investigaciones

Dejar respuesta