El día 23 de Junio de 1937, el presidente Lazaro Cárdenas decretó la expropiación de los intereses minoritarios de los Ferrocarriles Nacionales de México, pertenecientes a capitales extranjeros, con lo que pasaron al total control gubernamental.

Esta acción obedecio a la política nacionalista que el presidente Cardenas tenía en mente, y la cual va alineada con la expropiación del petroleo, la reforma agraria y educativa que lanzo durante su gobierno.

Cortesía de: http://www.estaciontorreon.galeon.com/

Lazaro Cardenas gobernó nuestro país de 1934 a 1940; su política estuvo basada en la igualdad de clases, mediando entre los diferentes niveles con el compromiso y las conseciones, logrando mejores resultados que sus antesesores con un regimen militar y de poder.

A pesar de que el presidente Cardenas recibió el país dentro de la crisis mundial de 1930, siempre tuvo el siguiente pensamiento “No recibo un país en crisis, si no en franca recuperación”, por lo cual, cada día de su gobierno lo dedicó enteramente a buscar oportunidades de recuperación para el país. Este es un claro ejemplo de como ver como el fracaso, la crisis y los errores son plataformas que podemos usar para el crecimiento personal, y que todo esta en la forma en como queramos ver las situaciones y avanzar en ellas.

La nacionalización del ferrocarril evitó la quiebra de la empresa, lo cual ponía en peligro el crecimiento económico del país, pues paralizaría el servicio ferroviario en el país, elimino la situación juridica de la empresa, ya que por ser de intereses privados no le permitía al gobierno su colaboración en la política económica del país y evitaba la re-organización.

Cortesía de: http://www.estaciontorreon.galeon.com/

La enorme deuda de los ferrocarriles tendía a crecer cada vez más, no solo derivado de los intereses financieros, si no aunado a la devaluación del peso, pues los acreedores imperialistas exigían el pago en dólares.

Al realizar la nacionalización de ferrocarriles, dejó pendiente el pago de la deuda con sus intereses acumulados, y el estado pudo trabajar en el desarrollo del sistema ferroviario de acuerdo a las necesidades económicas del país

De esta historia podemos rescatar dos puntos importantes para el desarrollo profesional de nuestras vidas, la negociación es la clave para tener clientes y proveedores satisfechos, es mejor conciliar con todos que tener conflictos con alguna de las partes, y la segunda es que tus pensamientos y forma de ver las cosas definen tus resultados.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta