Alguna vez hemos oído la frase “No invadas Rusia en invierno”, dicha frase tiene origen (presuntamente) en La Segunda Guerra Mundial, al querer el ejército alemán invadir la Unión Soviética.

Cortesía de: http://segundaguerramundial.es/operacion-barbarroja/

En agosto de 1939 la URSS y Alemania firmaron un tratado de paz, sin embargo, Stalin y Hitler tenían en cuenta que dicho tratado terminaría por quebrantarse desatando una guerra entre ambas naciones.

Para que el ejército alemán pudiera controlar gran parte del territorio europeo y asiático era necesario tener bajo su poder el territorio soviético, sirviéndoles en gran parte los recursos de este país para poder fabricar armamento y tener más provisiones. El plan para llevarlo a cabo comenzó en 1940 con el nombre clave “Operación Barbarroja”. Llevar acabo esta operación fue algo muy significativo para los alemanes ya que implicó el haber conquistado algunos países de la Europa Occidental.

Corría el día 22 de junio de 1941 dando comienzo a la ejecución de la Operación Barbarroja, alrededor de 3 millones de soldados y 3000 tanques alemanes divididos en tres grupos se dirigían a atacar la Unión soviética. El ideal alemán: atacar el Leningrado, Moscú y el sur de Ucrania.

Cortesía de: fotogalerias.lainformacion.com

Llegando el otoño los soldados alemanes llevaban cubiertas ciertas zonas sobre las cuales obtuvieron la victoria. Sin tener en cuenta la dimensión de los terrenos en los que los soviéticos los esperaban, ni las bajas temperaturas a las que se encontraban en la zona de guerra decidieron atacar. La ejecución del general soviético Pávlov al resistir los ataques en Minsky durante seis días permitió ver a los soviéticos que era mejor morir en el campo de batalla que ceder sus tierras a los alemanes.

Durante la retirada de los soviéticos del combate usaron la táctica llamada “tierra quemada” que consistía en retirar de la zona cualquier equipo o artillería que los alemanes pudieran usar contra ellos. Mientras los alemanes avanzaban al centro de la Unión Soviética iba notándose cada vez más el rezagante frío.

Cortesía de: http://www.laizquierdadiario.com.bo/Barbarroja-la-invasion-que-Stalin-no-esperaba

En diciembre de 1941 los alemanes se encontraban a unos kilómetros de Moscú, sin embargo, la baja temperatura (aproximadamente -50º C) comenzaron a afectar a los tanques y soldados alemanes debilitando su paso hacia la ciudad. La llegada de las divisiones siberianas al lugar y el frío hicieron retroceder a los alemanes 200 kilómetros. Este fue un gran golpe a las tropas alemanas ya que no hubo forma de retomar posición de igual forma en Moscú.

Finalmente el 5 de diciembre de 1941 el ejército alemán retira sus tropas de la Unión Soviética dando fin a la llamada Operación Barbarroja.

No hay comentarios

Dejar respuesta