Hablar de algo tan difícil como lo es el tiempo nos llega a lastimar y, a hacernos felices a la vez. Siendo la dimensión de la vida, porque todo tiene un comienzo y un final, que tristemente para muchos no quisiéramos.

Porque menciono que el tiempo vuela:

Cortesía de: cineenlinea.net

El tiempo puede ser el mejor amigo y el peor enemigo y utiliza dos facetas, en las cuales él nos mira en las mejores situaciones y en las peores, siempre nos ataca. ¿De qué modo nos ataca? En los mejores momentos, en los cuales quisiéramos que fueran eternos. En donde está toda la familia reunida y riendo, donde sabes que ese momento es magnífico, es cuando deseas que se quedara para siempre. Pero ¿qué pasa? … Exactamente lo que muchos ya sabemos: el tiempo pasa rápido, el tiempo vuela.

El tiempo”, en los mejores momentos nos envidia, porque nos hace que pase más rápido y que nuestra noción de la felicidad sea corta . Te das cuenta de esto cuando pierdes a un familiar muy amado y recuerdas lo momentos que vivieron juntos y felices. Solo son un recuerdo fugaz, como un pestañeo. Y después de recordar esos momentos, piensas que fueron pocos, tu corazón se rompe y desea que el tiempo se regrese, para poder pasar “más tiempo con nuestro ser querido”. Pero imposible es. –como dije al principio “todo tiene un inicio y un final en la dimensión del tiempo”.

Cortesía de: www.eluniverso.com

Les daré un ejemplo más, esto con el fin de entender y aprovechar el tiempo y no desear que pase más rápido, porque es lo peor que puedes hacer.

Por ejemplo en tu trabajo cuando te pagan en la quincena  y te has gastado en cualquier cosa y se te olvidaron las cosas importantes, llegas a decir –ojala que sea ya quincena para pagar mis deudas. Y es lo peor que puedes hacer, porque tu voz tiene poder, permites al tiempo que maneje tu vida. Y cuando menos te das cuenta ya es quincena, ya te van a pagar; pero no se trata de que te van a pagar, sino de lo que sacrificaste para no sentir esos días. Tu mente se puso en un estado automático y tu ser consciente duerme y todo lo bello que paso en “la quincena” te lo perdiste por no querer sufrir. Y ya cuando abusaste de este modo, te das cuenta que estas vacío y sientes que te robaron algo… obviamente te robaron tu tiempo, pero lo peor e  que no lo robaron, lo cambiaste por dinero.

¿Cuál es la solución? que cada momento cada bendito segundo lo valores lo ames porque ese segundo no volverá, solo quedara el recuerdo en el corazón. A tus familiares visítalos míralos a los ojos y trasmíteles tu amor diles que los amas, aprovecha el tiempo, aprovecha el momento. Y yo te aseguro que vivirás tus momentos felices a lo máximo…   

Cortesía de: www.nappy.es

Hay una película que habla sobre lo mismo se llama “Click” con Adam Sandler. Se las recomiendo, mírenla con sus familiares y disfruten la película en familia.

No hay comentarios

Dejar respuesta