Cortesía de: irvingpineda.com
Cortesía de: irvingpineda.com

Desde el 23 de enero  que han empezado las pre- campañas políticas para la gobernatura al Estado de México se ha visto que los partidos, PRI Y PAN son de los más fuertes, y desde el 3 de abril que iniciaron las campañas, se puede ver que Delfina de Morena va a la cabeza con 29%, seguida de Alfredo del Mazo con 28% (Coalición “PES”) y Josefina del blanquiazul con 22%, según la encuesta de Reforma después del debate, lo cual puede representar la alternancia en el poder del gobierno mexiquense.

Las elecciones en el estado de México son importantes ya que generan el mayor impacto político por ser la entidad con sus más de 16 millones de habitantes porque dependiendo de lo que suceda el próximo 4 de junio se pueden dar nociones de si el partido actual tiene posibilidades de retener la presidencia o si AMLO después de tres candidaturas puede llegar a la presidencia de nuestro país.

Mientras tanto en los mexiquenses hay desconfianza y a la mayoría ya no le interesa votar porque saben que los partidos están corrompidos y ellos designan a la persona que va a ganar, el “famoso dedazo” además la mayoría de los candidatos recurren a las campañas negativas, lo que se vió en el debate el pasado martes 25 de abril, en donde solo se busca

Cortesía de: milenio.com
Cortesía de: milenio.com

quitarse puntos entre sí, de modo que nos lleva a la reflexión: si estamos ya lo suficientemente cansados y queremos cambiar el rumbo de nuestro país, ¿Por qué no empezar por ejercer nuestro voto? Ya que el electorado apartidista representa el 42% del total y por cada voto que se da al tricolor, los apartidistas dan dos a una alianza opositora si la hay, según el Financiero. Recuerden que el voto es el único instrumento para manifestar nuestra inconformidad, hagamos un cambio empezando por lo que nosotros podemos hacer.

No hay comentarios

Dejar respuesta