Una serendipia es cuando se busca algo y se encuentra en su lugar algo mejor, la palabra viene de un cuento llamado “Los tres príncipes de Serendip” en el relato los personajes hacen insospechados descubrimientos  y  los dos descubrimientos de Fleming fueron casuales, es decir, no los estaba buscando como tal.

Cortesía de: www.biografiasyvidas.com

Alexander Fleming un científico británico que nació en Escocia un 6 de Agosto de 1881, fue famoso por descubrir la anzima antimicrobiana llamada lisozima y por descubrir la penicilina, durante los años veintes.

Su primer descubrimiento (lisozima) nació después de que un moco a causa de un estornudo cayera sobre la placa de Petri en la que crecía un cultivo bacteriano, unos días después se percató que las bacterias habían sido destruidas gracias a su moco. ¿Quién diría que estornudar sería tan bueno?

Para el segundo dado que Fleming no era un científico súper cuidadoso, tenía casi siempre su laboratorio hecho un… reguero. Y en septiembre  de 1928, después de un tiempo de descuidar sus cultivos de Petri ya que iba a destruirlos, notó que había crecido un hongo espontáneamente en las placas de hojas de Petri que era transparente… ¡Había descubierto la Penicillium!, más conocido como penicilina, que es un moho que produce una sustancia natural con efectos antibióticos.

Cortesía de: www.motivar.com.ar

¿Estás seguro de que tener todo en orden y bajo control es bueno?

Fuente: Curiosamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta