Un 15 de octubre de 1844 nace el filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Con abuelo y padre como pastores protestantes; Friedrich creció en un ambiente religioso. Desde sus años de estudiante se vio con problemas de relacionarse con sus compañeros, no le interesaba integrarse en ninguna actividad. Esa actitud renuente lo acompaño en toda su vida, ya que con el paso de los años se volvió más amargado y reservado.

Era un hombre que disfrutaba mucho tiempo solo. No obstante pudo entablar amistades (que perdió al paso de los años) basadas en intereses intelectuales, como con Wilhelm Pinder y Gustav Drug. Mientras estudiaba encontró su vocación de filólogo (estudio de los textos escritos).

Una manera “fácil” de entender su comportamiento es el saber que tenía el síndrome de Asperger. Forma de autismo que afecta capacidades de desarrollo como los vínculos sociales.

En la historia familiar predominaban las enfermedades mentales: dos tías maternas tuvieron una enfermedad psiquiátrica, una de ellas se suicidó; un tío materno desarrolló un trastorno mental en la sexta década de la vida. Otro tío materno murió en un asilo. El padre de Nietzsche murió a los 35 años, se le describió como autista y estar en ausencia meses previos al fallecimiento. La autopsia habría revelado un «reblandecimiento cerebral.

Ahora bien, entre las críticas que hacía sobre la humanidad se encuentran:

· Cultura occidental. Según él, estaba viciada desde el inicio y critica los tres mundos inventados por el hombre: el racional, el moral y el religioso.

· Tipos de moral: la del señor y la del esclavo. Para Nietzsche, en el mundo hay dos tipos de moral: la del señor y la del esclavo. La del esclavo es la de los débiles, que se rige por la humildad, la compasión y la paciencia, que depende de un amor al superior. Por otro lado, la del señor es aquella que se centra en sí misma, en la exigencia y en la afirmación de los impulsos vitales. Entonces para evolucionar, es necesario adoptar esta última.

· Religión cristiana. Para él, nace del miedo que tiene el hombre de sí mismo, por lo que prefiere seguir a otro más poderoso, que es Dios.

Pero también creó conceptos como “el súper hombre” diciendo que era un hombre que ha dejado el rebaño donde vivía para ser seguro, independiente y muy individualista.

La vida de Nietzsche fue solitaria y trágica, era un «laboratorio del pensamiento» según su biógrafo Safranski. Desde los 32 años vivió prácticamente solo, acompañado de su piano y la música que amaba. Según Nietzsche «la vida sin música es un error».

A principios de Enero de 1889, Nietzsche sufrió en Turín un derrumbamiento intelectual. Sus pequeños escritos, las “notas de la ilusión”, que enviaba a sus íntimos amigos estaban influenciados claramente por la locura. La causa de este derrumbamiento y parálisis progresiva podría haber sido la sífilis. Sin embargo, este diagnóstico y la causa de la enfermedad de Nietzsche siguen siendo dudosos en la actualidad. Algunas teorías apuntan a un cáncer cerebral. Murió el 25 de agosto de 1900 en Weimar a los 56 años, a consecuencia de una neumonía.

Como en todo en esta vida, hay que tomar lo positivo de todo nuestro entorno, dejando las cosas en que difiero con este personaje, es admirable a que nivel analizaba sus pensamientos, algunos dicen que es por esto que perdió la razón. Aun así, no deja de ser un gran precursor de ideologías contemporáneas.

“Tú debes llegar a ser el que eres” — F. Nietzsche

No hay comentarios

Dejar respuesta